Teatro

TIGRE Y ZORRO

Personajes
Tigre, niño de 14 años.
Zorro, niño de 15 años.

ACTO PRIMERO

ESCENARIO: Una calleja al caer de la tarde. Al levantarse el telón se ve a TIGRE, escondido tras un árbol, como a la espera de alguien. TIGRE es un muchacho alto y fuerte. Lleva pantalones largos.(Por un lateral aparece ZORRO. Es un niño pequeño y esmirriado. Viste pantalones cortos. Lleva lentes.)

Tigre - (Salta de su escondite y lo ataja) ¡Alto ahí!
Zorro - (Impresionado) ¿Qué, qué?... (Levanta las manos.)
Tigre - No levantes las manos. No soy un asaltante.
Zorro - ¡Ah!
Tigre - Soy algo peor que un asaltante... (Lo atrapa de las solapas del saco, lo sacude enérgicamente) Soy uno que te va a arrancar la nariz y te va a sacar las muelas. ¡Soy uno que no te va a dejar un hueso sano!... Eh? (Lo sacude y lo empuja.)
Zorro - (Intimidado) Pero, ¿por qué?
Tigre- ¿Sabés quién soy?
Zorro - No, nunca te he visto.
Tigre - Yo soy el pesado de la barra de este barrio. Por eso me llaman
Tigre.
Zorro -
Tigre. ¡Qué raro!
Tigre - ¿Qué es lo raro? (Lo vuelve a agarrar y sacudir.)
Zorro - (Deshaciéndose de él, modosamente) Dije raro porque vos tenés apodo de animal y yo también. A mí, los muchachos del colegio me llaman
Zorro.
Tigre - ¿Zorro? ¡Pero conmigo no te van a valer tus mañas! (Lo atrapa y sacude nuevamente) Ni aunque fueras un zorro de verdad te vas a librar de esto. (Le pone un puño frente a la nariz.) (Zorro se deshace de él, da un paso atrás, se quita los lentes y los guarda en el bolsillo.)
Zorro - Está bien, está bien...
Tigre - (Avanza, amenazador) ¿Por qué te sacás los lentes? ¿Querés pelear?... ¡Vamos! (Y le larga un golpe que
Zorro evita agachándose.)
Zorro - No,
Tigre. Me quito los lentes porque me sacudís tan fuerte que me los vas a tirar. Y pueden romperse. Yo si fuera de la muchachada de tu barrio no te hubiera puesto
Tigre de apodo...
Tigre - ¿Y cómo me hubieras puesto?
Zorro - ¡Terremoto! ¡Qué manera de sacudirme!... (Ríe.)
Tigre - Aquí no he venido para que me hagas chistes. ¡He venido para romperte el alma!
Zorro - ¿Y si no tengo alma cómo me la vas a romper?
Tigre - (Lo atrapa y sacude con más fuerza.) Si no tenés alma tenés ojos, tenés nariz, tenés dientes, tenés costillas. Vas a quedar que ni tu madre te va a conocer más. (Lo sacude y lo empuja hasta casi hacerlo caer.)
Zorro - Tené en cuenta que yo soy más chico...
Tigre - Tenés 15 años. Yo tengo 14.
Zorro - ¿Catorce años nada más? ¡Si seguís creciendo así vas a ser un Sansón! Pero, ¿cómo sabés mi edad?
Tigre - Me lo dijo mi hermana.
Zorro - ¿Tu hermana? No la conozco.
Tigre - Sí, la conocés. Es esa rubia que vive en la casa de la esquina. Allá. ¿La conocés? (
Zorro hace gestos dubitativos.) No te hagas el zonzo. Si sos zorro, es una de las mañas del zorro hacerse el inocente. ¡Sí, la conocés!
Zorro - ¿Y cómo sabés que yo?...
Tigre - ¡Basta!... Sí, la conocés y afilás con ella. Y por eso estoy aquí, para decirte que si volvés por la puerta de casa, vas a ir a parar a la asistencia pública o al Hospital Pirovano, que está a la vuelta.
Zorro - ¡Pero!...
Tigre - Aquí no hay pero que valga. Yo, como hermano mayor de ella, te prohíbo que vuelvas a molestarla.
Zorro - Yo no la molesto. Ella también gusta de mí.
Tigre - ¡Basta! Si mi hermana tiene mal gusto, para eso estoy yo, para corregirle el gusto. Ella es menor de edad, y no sabe lo que hace.
Zorro - Vos también sos menor de edad.
Tigre - Por mi estatura soy mayor de edad. Ya ves, hace dos años me puse ya pantalones largos. Y vos, a los quince...
Zorro - ¿Y qué culpa tengo yo de ser hijo de petisos?
Tigre - ¡Basta!... No he venido a discutir. He venido a ordenarte que no aparezcas más por la puerta de casa.
Zorro - ¿Pero con qué autoridad?
Tigre - Con mi autoridad de hermano mayor. ¡Y con la autoridad de éstos! (Le pone los dos puños bajo la nariz)
Zorro - ¡Es un abuso de autoridad!
Tigre -¡Basta! ¡Date vuelta y adiós! (Lo da vuelta y lo empuja.)
Zorro - Escuchá razones.
Tigre - ¡No!
Zorro - ¿Estuviste enamorado alguna vez?
Tigre - No tengo tiempo para perder en esas cosas. Me estoy entrenando para una pelea por la final de los medio medianos de mi club
Zorro - ¿Y porque sos boxeador te abusás?
Tigre - ¡Basta!... ¡Vía de aquí...y pronto!... si no querés que te lleven en una camilla. ¡Rápido! (
Zorro va alejándose lentamente, pero se vuelve.)
Zorro - Escuchá, hablando se entienden los hombres.
Tigre - ¿Quiénes son los hombres aquí?
Zorro - Vos y yo.
Tigre - ¿Vos hombre? ¡Ja...! No me hagas reír que tengo el labio partido... ¿Vos, hombre? Esperá a crecer un poco, medio metro más siquiera ¡Por ahora sos un zorrino! ¡Y basta de hablar! ¡Vamos! (Zorro no se mueve y
Tigre le pega una bofetada.) (
Zorro pega un brinco atrás y saca un revólver.)
Zorro - ¡Vas a morir,
Tigre de talabartería!
Tigre - (Mutación, tembloroso, con las manos en alto.) ¡No, no, no!... ¡No me matés! ¡Devolveme la cachetada! ¡Tomá!... (Le ofrece la mejilla) ¡No me matés! ¡Pensá que casi somos cuñados! ¡Pegame una cachetada!...
Zorro - ¡No! Prefiero que me debas la vida. ¿Me debés la vida?
Tigre - ¡Sí!
Zorro - Bueno. Hagamos un pacto. Yo no te pego el tiro, pero vos no te vas a oponer a que tu hermana sea mi novia.
Tigre - ¡Sí, acepto!
Zorro - Convenido, ¿eh? Acordate que me debés la vida. O por lo menos que me debés un brazo. ¿Qué dirías si te meto una bala en el brazo derecho? No boxeas más, ¿eh?
Tigre - ¡No, no hagas eso!
Zorro - ¡Andate! (
Tigre va a salir en una dirección.) ¡Para allí no, para allí!... Para allí tengo que ir yo... a ver a tu hermana, que me está esperando.
Tigre - Bueno, sí... (va saliendo con las manos en alto y de pronto echa a correr.)
Zorro - ¡Ja!... ¡Qué tigre!... Se asustó de un revólver de carnaval. (Aprieta y sale un chorro de agua.) Me voy a ver a mi piba. (Con las manos en los bolsillos, sale por lateral. Silba alegremente.) TELON MUY LENTO

TELON