• Índice de autores
  • Liang Hung
  • Ch'eng Ling
  • Fu yuan
  • Wg Tsí
  • Men Hao Jan
  • Wang Wei
  • Tao Han
  • Li Tchang Yin
  • Hsuan Tsung
  • Li Po
  • Meng Chiao
  • Chang Tsí
  • Pai Chu Yi
  • Li Shen
  • Chang Hu
  • Chu Chen Pai
  • Chang Pung
  • Ch'en Tao
  • Li Shang Ying
  • Tu Kuang T'ing
  • Kuo Chen
  • Liu Ts'ai Chùn
  • Hsueh Feng
  • Su Tung Po
  • Li Ch'ing Cha
  • Ts'ao Ch'ung Chih
  • Hsiang Kao
  • Hsing Chì Chi
  • Lu Yu
  • Cheng Shih Yan
  • Ma Hsiang Lan
  • Cha Shen Hsing
  • Lu Wen Ming
  • Mao Chì Ling
  • Shih Jun Chang
  • Ting Yu
  • Chang Ling Hsien
  • Wu Chin Tsi
  • Ch'ien Ho T'an
  • Pi Chu
  • Yu Yueh
  • Chín Tsing
  • Chang Ling Yi
  • Wu Kieng
  • Kuo Mo Jo
  • Huan Chien Chu
  • Ho Tsou
  • Wen Yi To
  • Mao Tse Tung

narrativa

POETAS CHINOS

Vertido del francés por Alvaro Yunque (Selección)

LIMINAR

Este libro es sólo una contribución para el mejor conocimiento de la riquísima y secular poesía de los chinos. Por ejemplo: la compilación de canciones populares, llamada "Canciones de los Estados", arranca desde el año 1733 A.C. y el llamado "Libro de la Poesía", del cual Confucio (551-479 A.C.) realizó una selección, consta de tres mil poemas. Con sólo presentar a los poetas que florecieron durante la dinastía Tang (años 618 a 907), la época más brillante de la poesía en la vieja China, con poetas como Li Po ("el poeta del ensueño"), Tu Fu ("el poeta sabio") y Wang Wei ("el poeta pintor"), este libro constaría de miles de nombres. Más aún: Con sólo presentar a los poetas que escribieron durante el reinado del Emperador Hsüan Tsung, a su vez poeta y músico, reinado de paz y, por lo tanto civilizador, sin guerras civiles ni invasiones de bárbaros, hecho insólito en la historia china; este libro debiera contar con miles de páginas. China es un país de poetas. La poesía está íntimamente vinculada a su existencia cotidiana. Es la expresión esencial de su espíritu. Cuando los países de Europa, o mejor, las tribus errantes que habrían de constituir esos países esos países, eran bárbaros. China poseía poetas, pintores y aún músicos, exquisitos, sabios, sutiles. Lao Tsé, Cheng Tsé, Kong fu Tsé y otros filósofos ya habían revelado verdades profundas muchos años antes de que las oyera el Occidente. El taoismo, el confucionismo y el hidismo ya habían alertado y conmovido las mentes de sus poetas mucho antes que el cristianismo lo hiciera en los hombres del este. La influencia de esas tres grandes corrientes filosófico – religiosas del Oriente, se evidencia en la poemática china pues, el arte del gay decir, no se dejó, como en la Europa medieval, a la merced de los improvisadores – juglares – o de los clérigos que dedicaban a él su ocio realizando hazañas de paciencia (poder escribir versos para ser leídos de izquierda a derecha como de derecha a izquierda, o componer poemas en forma de altar, de cruz, de cáliz) o que lo consagraban exclusivamente a narrar y loar vidas de santos. En China, los hombres de letras sabios, no sólo eruditos, los ministros, generales, emperadores y funcionarios, expusieron poéticamente sus ideas y sentimientos. Todos sin excluir el aporte de lo anónimo, la canción popular – los llamados "aires" – que, recogidos y afiligranados después por poetas de la jerarquía de un Li Po, se transformaron en poesía culta. Algo semejante a lo que conocemos del romancero y el coplerío español y americano.

La característica más evidente que hallamos en los poetas chinos es la concisión. Les basta, a veces, las tres líneas de un hai-kai, un pentasílabo, un heptasílabo y un pentasílabo, es decir, diez y siete sílabos, para sugerir un mundo. Entre los hispano-americanos tenemos la copla, cuatro o tres octosílabos, y la seguidilla cuya segunda parte, precisamente, coincide en un todo con el hai-kai. Escribí antes "sugerir un mundo", porque los poetas chinos con prioridad de siglos a Stéfano Mallarmé, realizaron esa poesía sugeridora de la que el autor de "L'apres midi d'un faune" es su expositor en el siglo XIX. Esta misma brevedad hace que el poeta chino conceptúe el ritmo y aún la rima como elementos indispensables de sus versos. Lo ajustado, lo estricto, lo austero, el no abandonarse a la facilidad – o a la pereza –se logra al ser exigidos por el ritmo y la rima, elementos también populares, dado que ponen musicalidad en las expresiones.

Para realizar esta labor de contribuir al acercamiento espiritual entre dos grandes pueblos, el chino y el de Hispanoamérica, y a fin de traicionar lo menos posible a sus originales; he vertido en prosa lo que en francés está disimulado como verso ya que es sólo una traducción en renglones cortos, sin ritmo ni rima. Supongo que el lector, inteligente y sensible, esforzándose, adivinará algo – o mucho – de lo que, al través de dos traducciones, quedó del original chino: Dos traducciones, como mirar un paisaje al través de una doble niebla.

Álvaro Yunque | Buenos Aires, enero de 1958

LA CANCION DEL JANG (1)

Trabajo cuando el sol se eleva.
Cuando él se acuesta me acuesto.
Para beber cavo mi pozo.
Para comer trabajo mi campo...
¿Qué me importa el poderío del Emperador?
Anónimo | (Siglo I)

(1)Jang: Instrumento musical.

AGUA

Me asomé al río Yang-T'se,
me seducía la transparencia de sus aguas
y las quise aprisionar entre mis manos,
pero me fue imposible.
Hoy, admirando tu belleza,
Quise, amante,
Aprisionarla con mi cariño,
Pero se me fue, fugitiva,
Como el agua.
Anónimo | (Siglo 1)

EL ROCIO SOBRE EL CHALOTE

¡Oh, rocío que engalanas el chalote! (2)
¡Qué pronto te secas!
Rocío, tú renacerás mañana.
¿Pero cuando volverá el hombre que muere?
Anónimo | (Siglo 1)

(2)Chalote: Planta.

EL POEMA DE LOS CINCO SUSPIROS

Trepo el monte, ¡ay!
Contemplo la capital imperial, ¡ay!
Qué palacios más altos, ¡ay!
El trabajo del pueblo es duro, ¡ay!
Y esto no tiene nunca fin, ¡ay!
Liang-Hung | (Siglo 1)

SABIDURÍA

Saber que se sabe lo que se sabe
Y que no se sabe lo que no se sabe:
He aquí la sabiduría.

EL ULTIMO PASEO

Dejaste caer en el suelo al tulipán rojo
Que yo te había dado;
Lo levanté. Estaba blanco.
Bastó ese brevísimo instante
Para que nevase sobre nuestro amor.

EL PABELLON DE MUSICA

Los músicos ya se han ido.
Los tulipanes que dejaron en los jarrones de jade
Se inclinan sobre los laúdes,
Como queriendo escuchar aún.

LA HIPOCRESIA

Desde que la prudencia y la perspicacia
Se conocieron,
He visto nacer la hipocresía.

MI TRAJE

Mi traje es de la época en que vivía un rey de la dinastía Tching.
Se lo pusieron tantas bellas mujeres para danzar
Que sus pliegues conservan una sinuosidad armoniosa.
Lo han acariciado tantas brisas
Que mi traje es diáfano como el ala de una mariposa.

Ch'en-Ling - Vivió en el siglo III. Gran letrado y poeta. Se lo consideró en Chien An uno de los "Siete Maestros".

CANTO DEL ARROYO

Tristemente, me apoyo contra la puerta.
He ahí mi amada que atraviesa el arroyo...
No sea su corazón como el agua fugitiva que,
Cansada del pasado, va hacia lo desconocido.

Anónimo |(Siglo IV)

CONFUSIONES

Un trueno impreciso turba mi corazón.
Me inclino para escucharlo.
No es el ruido de su coche.
Fu Yuan | (Siglo III)

AURORA PRIMAVERAL

Mi sueño primaveral ha olvidado la aurora.
He aquí que los pájaros cantan en todas partes.
Anoche zumbaban la lluvia y el viento.
¿Quién sabe cuántas flores han caído?
Men Hao Jan - Nació en el año 690 y murió en 740. Pasó una vida solitaria en las montañas de su región natal, la provincia de Hupeh.

NOSTALGIAS

Tú que vienes de mi país natal
Debes saber muchas cosas:
Cuando partiste, ¿el ciruelo
Había florecido delante de mi ventana?
Wang Wei - Nació en 701, murió en 761. Fue, además de poeta, músico y pintor célebre. A los 19 años ganó un puesto oficial en la Corte. Intervino en una revolución de las muchas que hubo en su tiempo y se retiró a hacer vida solitaria durante su vejez.

EL TE

En el instante que llevas la taza a los labios,
Cierra los ojos:
¡Te hallas en el Paraíso!
Wang-Tsì - Nació en el siglo VI; vivió hasta el año 644. Su vida fue retirada, misantrópica. Gran estudioso de la naturaleza y cantor del vino.

EXTASIS

Contemplo las cimas azules y la luna que se mira en las aguas del lago,
Oigo el murmullo de las vertientes y del viento al pasar entre las hojas;
Pero mi alma se transporta más allá de las cosas visibles,
Mi alma caminante y a la vez cautiva, en un glorioso éxtasis.
Tao-Han (Siglo VIII)

ATARDECER

Atardecer. De mí se apodera el aburrimiento.
Me dirijo a la llanura. ¡Qué bello el sol poniente!
¡Lástima que la noche lo siga tan de cerca!

EL PERFUME DE LAS FLORES

Las flores, ya marchitas, caen
Y son llevadas por el viento del otoño;
Pero el perfume de las flores...
¿Adónde va el perfume de las flores?
Li-Tchang-Yin |(Siglo VIII)

EL TITERE

La madera tallada y movida por un hilo,
Parece, en verdad, un viejo arrugado y de níveos cabellos.
Terminada su actuación de un instante,
Helo ahí, inmóvil y mudo,
Parecido a los hombres cuya vida es un sueño.
Hsuang Tsung - Fue emperador. Su gobierno se considera, por lo pacífico e ilustrado, uno de los más propicios para el desarrollo de las artes y las letras. Nació en 713 y murió en 755.

CANCION

Siempre me decías: "Envejeceremos juntos.
Mis cabellos y los tuyos se iluminarán de nieve y de luna."
Pero hoy amas a otra, y hoy vengo a ti,
Vengo dolorida a darte mi adiós último.
Llena por última vez nuestras tazas
Con el zumo que brinda el olvido y canta la canción
Que habla de aquella ave muerta bajo la nieve.
Me iré luego a embarcar en las turbias aguas del Yu-Keú,
Allí donde ellas se dividen y siguiendo rumbo contrario,
Unas van hacia el este y otras hacia el oeste.
¿Por qué lloráis al oírme, jóvenes amadas?
Acaso deis con el hombre de corazón fiel
Que, sinceramente, os diga:
"Envejeceremos juntos..."

LA FIDELIDAD

Dos golondrinas y dos golondrinos. Son aves que vuelan en pareja siempre.
No bien columbran una torre de jade o un pabellón de laca,
Juntas se posan.
No bien columbran una balaustrada de mármol o el alfeizar de una ventana,
Juntas se posan.
Había dos golondrinas... Se incendió la viga que sostenía su nido,
Ellas se refugiaron en el palacio del Emperador,
Pero también se incendió el palacio y murieron el golondrino y sus pequeños.
A su vuelta, la golondrina quedó contemplando las ruinas del palacio.
Este relato me entristece profundamente.

LAS DOS FLAUTAS

Una noche me hallaba aspirando el aroma de las flores a orillas del Ken Lao
Y la brisa me trajo el sonido de una flauta distante.
Para responderle, con una caña me fabriqué otra flauta
Y lancé su sonido a la estrellada noche.
Desde entonces supieron las aves, a la hora del crepúsculo,
Que existían dos seres desconocidos conversando en una lengua
Que las aves comprenden.

MENSAJE AL MAESTRO MENG HAO JAN

Maestro, desde mi corazón os saludo.
Vuestra fama se elevó a los cielos.
En la juventud renunciasteis a la importancia
Del sombrero y de la carroza
Y elegisteis los pinos y las nubes.
Ahora, blanca la cabellera, ebrio de luna,
Sabio en sueños, coronado de flores;
Eres sordo a la voz del Emperador...
¡Oh, alta Montaña! ¡Cómo desearía, desde aquí,
Llegar a vos, y respirar tu dulzura!

PLACER DE MARINO

El viajero de los mares cabalga el viento celeste
Que lleva su esquife hacia los países lejanos,
Sin dejar más huella que un pájaro en las nubes.
Li Po- Conocido también como Li Tai Po y Li Pai, está conceptuado como uno de los más grandes poetas chinos y es también el que más conoce el occidente. Nació en 701 y murió en 762. Ocupó altos puestos en la Corte y llegó a ser favorito del Emperador. Ebrio, cayó en desgracia y fue alejado. Hizo entonces una vida de vagabundo. Gran bebedor, quiso el destino, según la leyenda, que una noche de embriaguez cayese al río y muriese ahogado...en agua.

LLANTO

Si mis lágrimas y las tuyas caen en dos lagos,
Verás tú en cual de esos lagos
Morirán los lotos tiernos.

CH'ANG AN

La verde montaña domina el río Amarillo,
A sus pies se halla el camino de Ch'ang An:
Quienes persiguen honras y fortuna
Se cruzan el él sin sospechar que envejecen.
Meng Chiao - Nacido en 731 murió en 814. Ocupó algunos puestos en provincia a los que renunció para dedicarse a la poesía y a la vida solitaria.

EPISTOLA A LI-TAI-PO

Tres Noches seguidas he soñado contigo.
Estabas frente a mi puerta
Y te pasabas la mano por la cabellera blanca.
Parecía que una gran pena te amargase...
Al cabo de diez mil, de cien mil otoños,
No tendrás otro premio
Que el inútil premio de la inmortalidad.

FIDELIDAD

Sabéis que soy de otro,
Sin embargo me brindáis brillantes perlas.
Emocionada por vuestro persistente amor,
Las pongo en mi vestido de seda roja.
Mi situación se halla entre la de los pares del Imperio.
Mi marido lleva la lanza en el Palacio de la Claridad (3).
Vuestras intenciones son tan puras como el sol y la luna,
Pero yo he jurado ser fiel a mi esposo en vida y muerte.
Con lágrimas en los ojos os devuelvo vuestras perlas.
¡Que no os haya conocido soltera y joven!

Chang Tsi - Poeta del siglo IX. Ocupó un puesto oficial insignificante.

(3) Puesto honorífico, como un abanderado.

EL ESPEJO

Ella se ha ido dejando un espejo en su cofre.
Desde que éste no refleja más el rostro bello
es como un agua otoñal, un agua sin lotos.
En todo el año no abrí el cofre.
El polvo ha cubierto el bronce del espejo.
Hoy lo limpié para mirarme en él las cansadas facciones.
Al dejarlo mi pena había crecido.
El espejo en su dorso tiene dos dragones entrelazados.

EL ESPEJO Y LA COPA

Quiero cambiar el espejo de bronce de mi cofre
Por una copa de oro o de jade blanco.
No podré huir de la vejez que aparecerá en mi espejo,
Pero mi pena se disipará delante de la copa.

LOS NOBLES Y SUS GORDOS CABALLOS

Su aire altanero llena el camino,
Sus monturas y sus caballos resplandecen a través del polvo.
- ¿Quiénes son estas gentes? – se pregunta.
- Son los nobles de la Corte.
Los cinturones bermejos de los ministros,
Los sombreros con franjas púrpuras de los generales.
Van al festín del ejército y sus monturas humean como las nubes.
Nueve clases de vinos desbordan de sus copas,
Ocho manjares exquisitos llegados de la tierra y del mar les son brindados.
Naranjas del lago Tung Ting, pescados del lago Celeste...
Hartos, vedles ahí contentos. Ebrios, crece su orgullo.
Este mismo año la sequía desoló el sur del río.
En Ch'u Chon los hombres se devoran unos a otros.

MAS VALE BEBER

I
No os hagáis mercaderes. Ignoráis sus quebrantos y temores.
Más allá de las fronteras del norte,
El mercader camina sobre la nieve y la escarcha,
Al sur del río se acuesta bajo el frío y la lluvia.
Si amontona algunas miles de onzas de oro,
Muchos de sus barcos acaban yéndose a pique.
Más vale beber conmigo, embriagarnos en alegre compañía.

II
No os hagáis campesinos. Basta ver el campesino para compadecerlo.
En la primavera trabaja su magra tierra,
Por la noche debe dar de comer a su buey extenuado.
Los impuestos del mandarín caen de continuo.
Los buenos años son rarísimos.
Más vale beber conmigo, embriagarnos en alegre compañía.

VEJEZ

A veces paso el día caminando por mi jardín:
A veces hasta el alba sentado delante de mi lámpara.
Nadie comprende lo que callo.
Alguna vez, largamente, suspiro.

LA VIDA

El pino muere a los mil años, la flor del hibisco no dura un día.
Ambos se hunden en la nada.
¿Por qué envanecernos de nuestros meses y de nuestros años?
P'eng Tsu prolongó su muerte; pero murió al fin como nosotros.
Más vale aprender a no nacer,
No nacer es asimismo no desaparecer. (4)
Pai Chu Yi - Nacido en 772 murió en 846. Después de haber ocupado un puesto en la Corte, fue expulsado de ella por causa de sus críticas. Flautista y erudito se retiró a una aldea, solitario. En sus poesías buscaba la sencillez en tal forma que las leía a su sirvienta, y si ésta no las podía comprender, las desechaba.

(4) P'eng Tsu es el Matusalén de los chinos. Según la leyenda vivió cien años.

EL CAMPESINO

En la primavera siembra un grano de arroz
Y en el otoño recoge miles de granos.
En todo el Imperio ninguna tierra permanece inculta,
Pero el campesino está muerto de hambre.
En pleno mediodía mueve la azada y su sudor moja la tierra.
¿Sabéis que en una taza de arroz
Cada grano es pena y sufrimiento?
Li Shen - Vivió en el siglo VIII. Fue profesor de la Academia Imperial.

EL LABRADOR

El padre trabaja los campos de la llanura,
El hijo rompe la tierra al pie de la montaña.
Es la sexta luna, el arroz no madura todavía.
Y ya se están preparando los graneros imperiales.

CANCION DE MUJER

No puedo detener las ruedas de su coche.
No puedo atar las patas de su caballo.
Y detesto el camino que dispersa su corazón.
Chang Hu |(Siglo IX)

EL ERIZO

En Marcha, parece una pelota de espinos en movimiento;
Parado es redondo como una castaña.
No despreciéis su pequeñez.
¿Quién osaría pegarle un puñetazo?
Chu-Chen-Pai | (Siglo IX)

FOSA COMÚN

A la orilla del Huai la batalla ha terminado,
De nuevo el camino se abre para los viajeros.
Atropelladamente los cuervos pasan graznando por el cielo frío.
¡Ay!, una sola tumba encierra los blancos huesos
De todos los que han perecido por la gloria del general.
Chang Pung | (Siglo IX)

TEJEDORA

Bajo el viento cruel, pobremente vestida,
La tejedora se sopla y sopla los dedos.
Frente a una oscura ventana, tira y recoge
La helada lanzadera de su telar.
En un breve día de invierno, apenas acaba un pie de seda...
Pero ¿vale esto una canción de las damas coquetas?
Ch'en Tao | (Siglo IX.)

UNION

Sin palabras, dos corazones saben que se aman en secreto.
Ella, acodada bajo la lámpara, él bajo la luna camina.
Durante su marcha, él sabe que ella aún vela...
Oye el ruido de sus tijeras en la noche profunda.
Anónimo | (Siglo IX)

AMANECER

Esta mañana leves son el viento y el rocío.
Me levanto solo.
Las oropéndolas cantan, las flores sonríen.
¿Pero por qué es primavera?
Li Shang Ying - Poeta del siglo IX. Amó, a la vez, a dos hermanas religiosas. Y este amor imposible inspiró la serie de sus "Poemas sin título" que le dieron celebridad.

LA HERMOSA

Cuando ella se adorna y se peina,
Cubierta de rubíes y de esmeraldas,
¿Sabéis que las galas de su cabello
Contienen todos los impuestos de muchas aldeas?
Tu Kuang T'ing (Siglo IX)

LA LUCIERNAGA

El viento del otoño es fresco,
La luna se extiende.
Vuelo al través de la sombra de los plátanos.
¿Si fuese como los demás insectos,
Me reconoceríais en la oscuridad?
Kuo Chen | (Siglo IX)

CANCION

No quiero al río Ch'ui Hum,
Detesto a los barcos del río
Que se llevaron al que yo quería.
Y los años pasan...
Liu Ts'ai Chun Poeta y cantante célebre. Vivió en el siglo IX.

EL POLVO DE LAS SEIS AVENIDAS

Sobre las seis avenidas se eleva el polvo, resuenan los tambores.
Por todas partes, cascos de cabalgaduras y ruedas de coches.
Gente de toda clase van por allí en busca de su vida,
Las cuatro clases del pueblo, sin cesar,
Caminan por esa encrucijada (5).
Pero el tiempo y los seres se van como una agua que corre,
Las casas del mundo caen como flores al viento de la primavera.
Quienes persiguen gloria y riqueza no conocen el reposo,
No saben que presente y pasado son un espejismo.
Hsueh Feng (Siglo IX)

(5) Las cuatro clases: Letrados, campesinos, artesanos y comerciantes. Los demás eran nobles: No pertenecían al pueblo, no trabajaban.

CANCION

El perro ladra en la puerta, es mi bien amado que vuelve.
Descalza, desciendo la escalera. Y lo hallo ebrio.
Lo ayudo a entrar bajo la ligera cortina.
El rehúsa quitarse las ropas. Lo dejo tranquilo con su ebriedad.
Siquiera esto es mejor que dormir sola.
Anónimo (Siglo X)

EL PRIMER BAÑO DE MI HIJO

Todos desean un hijo inteligente,
Pero la inteligencia ha perdido mi vida.
Yo quisiera un hijo ignorante y estúpido:
Sin tormentas llegaría a ministro.

AMOR UNIVERSAL

Abro mi cortina para que entren las nuevas golondrinas,
Agujereo el papel de mi ventana para que escapen las pobres moscas.
Por amor a los ratones siempre les abandono algunos granos de arroz.
Por piedad de las falenas no enciendo mi lámpara.
Su Tung Po - Nacido en 1036, murió en 1101. Fue a la vez poeta, pintor y calígrafo. Tuvo gran influencia en la política de su tiempo.

CANTO LANGUIDECIENTE

Busco, busco sola, muy sola, triste, muy triste.
El ámbito es ya tibio y ya frío, muy difícil de soportar.
Dos o tres copas de vino ligero
No pueden desafiar la agrura del tiempo de la tarde.
Las ocas salvajes pasan, injuriando a mi corazón.
Los crisantemos siembran el suelo.
Marchitos, ¿quién querría recogerles?
Sola, detrás de mi ventana, el día me parece interminable.
La fría lluvia en las hojas del plátano, durante el crepúsculo,
Cae gota a gota.
Todo eso, ¿puede expresarlo la palabra "pena"?

AIRE DE PRIMAVERA

El viento se detiene, las flores caídas perfuman el suelo.
Llega la noche, yo descuido mi arreglo.
Las cosas permanecen, todo no ha terminado.
Cuando quiero hablar,
Mis lágrimas se adelantan a mis palabras.
Dicen que en Dos Ríos la primavera dura todavía:
Iré allá en una canoa.
Pero mi canoa,
¿Podrá soportar el peso de mi pena?
Li Ch'ing Chao - Nació en 1061 y murió en 1140, es considerada la más grande poeta china. Según Patricia Guillermaz, su obra comprende tres períodos: Alegre cuando recién casada, escribía versos tiernos y graciosos. Después, cuando la guerra la separó del marido, produjo versos melancólicos, pero esperanzados. Por último, ya viuda, escribió la poesía dolorosa de un alma inconsolable.

AMOR

Mi casa está cerca del mar,
La tuya en la otra orilla.
Las lágrimas que te envío
Llegarán a ti con la marea.
Ts'ao Cheng Chih Vivió en el siglo XI. Próximo a la muerte, quemó sus poesías, pocas de ellas salvaron algunos amigos. Después de una vida pública exitosa, desterrado, pasó gran parte de su existencia en el retiro.

COMO EN EL SUEÑO

Delante de la ventana iluminada,
¿Quién se sienta a mi lado?
Somos dos: mi sombra y yo.
Cuando se apaga la lámpara
A la hora del reposo,
Mi misma sombra me deja.
¡Qué hacer, qué hacer!
¡Me siento triste y turbado
Hsiang Kao (Siglo XI)

LA CANCION DEL TRIGO

El trigo aún está verde,
La cebada se ha secado.
¿Adónde se han ido los labradores?
Sólo se ve suegras y nueras.
¿Dónde están los hombres?:
En el oeste, peleando contra los bárbaros.
Los mandarines se compran caballos,
Los señores tienen carrozas.
Entretanto, os lo ruego,
No murmuréis una palabra.
Anónimo (Siglo XII)

CANCION

Joven, yo ignoraba el gusto de la pena.
Placéame encerrarme en mi casa.
Placéame encerrarme en mi casa
Y escribir versos que hablaban de tristeza.
Hoy ya conozco el gusto de la pena
Y quisiera hablar, pero no me atrevo.
Quisiera hablar, pero no me atrevo y sólo digo:
¡Qué bello otoño!
Hsin Ch'i Chi - Nació en 1114 y murió en 1207. Ocupó altos puestos militares e intervino en la reconquista de territorios antes conquistados por los tártaros. En vida, gozó de celebridad extrema.

EL ESTANQUE

El suave viento me roza y me desembriaga
Cuando mi barca corre entre los juncos de la ribera,
Al sol mugiente.
Las radiosas montañas y el agua cristalina,
¿No parecen la cabeza de una hermosa morena
Frente al espejo?

SOLEDAD

El perfume se disipó y se apagó la lámpara;
Salgo de mi ensueño.
Una leve melancolía se mezcla al resto de mi embriaguez.
En la larga noche, ¿quién comparte mi soledad?:
El canto de los insectos y el claro de luna.

CANCION DEL DICHOSO ACONTECIMIENTO PRÓXIMO

Retirado al este, en la tarde de mis años,
Vivo dichoso, borrando las huellas de la ciudad y de la Corte.
Dentro de un círculo de montañas imponentes,
He escogido para pescar un verde estanque.
Vendo mis pecados y compro vino.
Ebrio de cuerpo, de espíritu sobrio.
Ahuyento mis zozobras al son de mi flauta.
Vivo más allá de las nubes,
Sólo las gaviotas de la ribera las conocen.
Lu Yu - Nació en 1125, murió en 1210. Su ambición juvenil lo llevó a la lucha política y escribió en esa época poemas heroicos. Ya viejo se retiró al campo, a cantar a la naturaleza.

SOCORRO IMPERIAL

Cabalgando un magnífico flete he aquí un mandarín de bata amarilla.
Anunciado por un rojo pendón, viene a socorrer a los hambrientos.
El hambre del pueblo aún no ha sido apaciguada,
La ciudad conoce ya un mes de miserias.
Por cada pan de arroz dado a los hambrientos,
El mandarín lleva para sí veinte tazones de grano.
Ya que nuestro buen Emperador ama al pueblo,
Los mandarines no debieran...
Cheng Shih Yan (Siglo XII)

LA ORQUIDEA PINTADA

¿De dónde viene ese viento con perfume de orquídeas?
Por él salgo a desafiar el frío.
Demasiado pobre para comprar orquídeas,
Pinto una sobre una hoja de papel.
De una verdadera flor en su tallo nadie tiene piedad,
Pero esta no teme ni el viento frío ni la lluvia aleve.
Ma Hsiang Lan - Poetisa y pintora célebre. En uno y otro arte fue la expresión del crisantemo, símbolo de la soledad entre los chinos. Vivió en el siglo XVI.

LOS CUERVOS

Adelante, el buey tira de la carreta,
Detrás, la cabeza en el suelo,
Los cuervos van recogiendo los granos.
El buey no trabaja para los cuervos,
aunque éstos, gracias a él, comen.
El campesino alimenta al buey, pero padece hambre,
Menos dichoso que los cuervos hartos
Que vuelan por el este y el oeste.
Cha Shen Hsing - Poeta del siglo XVIII, llegó a ser redactor de la Academia Imperial. Muy precoz, se conocen versos de él escritos antes de los diez años.

A LA MANERA ANTIGUA

La luna cae en el agua cenagosa y su luz permanece pura.
El pino solitario junto al sendero tortuoso,
No pierde su verticalidad.
El hombre superior halla contratiempos,
Su corazón permanece inalterable.
Lu Wen Ming (Siglo XVIII)

FRENTE AL ESPEJO

Poco a poco comprendo la inutilidad de todo disimulo.
¿Quién se compadece de una belleza que se marchita?
Sólo la imagen de mi espejo llora conmigo.
Mao Ch'i Ling - Inspector de la Academia Imperial, nació en 1623 y murió en 1713.

ACOMPAÑANDO A LI WAN AN

Fin de año, tu partes en una ligera barca.
Terminadas las canciones, vacías las copas,
Nos deshacemos en lágrimas.
Las mismas olas no son insensibles
Y te acompañan sollozando.
Shih Jung Chang (Siglo XVIII)

MI CASA

Arbol, piedra, viento, flor son mis cuatro vecinos,
Nadie cruza mi puerta y mi calle está sola.
Hoy vuelven las golondrinas del año anterior.
No creo más que en su amistad.
Ting Yu - Poetisa del siglo XVIII. De ella se conoce un libro: "Colección de la Ventana Verde".

RECUERDOS

Mi casa está cerca de una verde montaña en la que no se ven humanas huellas.
El mundo, cambiando, ha conocido grandezas y decadencias.
La verde montaña conserva siempre su color.
Frente a mi espejo parecido a la luna redonda, cada día yo me arreglaba.
Después que él volvió al polvo, no miro más en mi espejo mi solitaria imagen.
Antes me placía tocar la flauta, una fuente de sonidos parecía surgir de mis dedos.
Pero Tse Ts'i ha pasado y ya nadie podrá comprender la música que rompe mi corazón.
Chang Ling Hsien Poetisa del siglo XVIII. Viuda muy joven, consagró su poesía a recordar al muerto amado: Yse Ys'i, aludido en esta composición, fue un músico célebre.

LA LLUVIA

Es la mañana. Cae la lluvia. El agua invade los campos y cubre las plantaciones de arroz.
Las aves hambrientas cantan en los morales.
Es la tarde. Cae la lluvia. Los jóvenes ricos se juntan para beber.
El vino es tan fuerte que temen morir de embriaguez.
La lluvia no para. Por la voluntad celeste, allá entre los ricos el estío parece un otoño.
El agua, deslizándose por las cornisas, refresca los salones.
Ya se recurre a las pieles livianas.
La lluvia arrecia. Los pobres se encierran en sus chozas
Y se acuestan antes de la caída de la tarde.
Después de tres días nada han comido. Pero nadie se detiene en su puerta.
Wu Chin Tsi (Siglo XVIII)

LA CANCIÓN DEL MAÑANA

Mañana y siempre mañana. ¡Qué innumerables son los días del mañana!
Toda mi vida esperé el mañana y nada se cumplió.
El mañana, desilusión de hoy.
Y se envejece en tanto llegan las primaveras y se van los otoños.
Por la mañana vemos correr el agua hacia el este
Y por la tarde caer el sol hacia el oeste.
¿Cuántas mañanas en cien años?
Escuchad mi canción del mañana.
Ch'ien Ho T'an (Siglo XVIII)

CASA ALDEANA

Nuestra puerta de paja se abre, tranquila, al borde del arroyo.
Indiferente a la pobreza, mi marido vaga.
El arroz nos faltará mañana seguramente, pero él no se preocupa
Si coge la azada es para ir a plantar ciruelos en flor.
Pi Chu – Poetisa del siglo XVIII. Su padre fue asesinado por los bandidos cuando ella tenía veinte años, lo vengó apuñaleando al jefe de ellos.

EL PENDULO

Tic,tac, tic, tac y la noche sucede a la mañana.
En secreto se mueve la hábil máquina.
Solo, detrás de la cortina, de súbito oigo su voz
Que me despierta de mi sueño.
Su aguja de oro legisla los días,
Da vueltas su fría rueda. ¿Cuándo se detendrán?
¡Qué angustia oír ese tic tac acusando nuestra vejez!
Yu Yueh (Siglo XVIII)

CANCION DE LAS CUATRO ESTACIONES A LA MANERA DE TSE YEH

Primavera
Después que partiste, ¿para qué se abren las flores del jardín?
Mi corazón está desolado por la caída de las flores del ciruelo.

Verano
En mi barca de magnolia, en la ribera sur, recojo flores de loto.
Estas flores tienen el color rosado de mis mejillas y sus granos
La amargura de mi corazón.

Otoño
El viento del oeste agita una leve cortina.
La luna la enciende.
Mi corazón la enciende en su paso hacia el infinito
Ya que ella también para ti brilla.

Invierno
Te vas con las primeras flores, volverás con la nieve,
¿Cómo conservar mi juventud si te alejas todos los años?

FRENTE AL VINO

Puedo entregar mil onzas de oro por una buena espada,
Voluntariamente cambiaría mi sibilina por vino;
Pero pongo mucho más alto precio a mi sangre ardiente que,
Sacrificada, tendrá la potencia de las olas azules.
Ch'in Tsing – Poeta. Nació en 1874 y murió en 1907. Presenta una particularidad entre las poetas de su país: fue una escritora viril. Lo fue en su forma de vida. Tomó parte en complots por la liberación de su patria. Presa, demostró integridad negándose a hacer declaraciones para no traicionar a sus compañeros. Fue decapitada. Ch'in Tsing ha sido también una notable educadora y dirigió una escuela en Hanrgchow.

CONVALESCENCIA

Temo mucho por mi cuerpo debilitado. Así, me lamento por la fuga de la primavera.
Ardientemente, ruego al viento del este que me guarde algunas flores para la convalecencia.
Chang Ling Yi – Poeta, y sobre todo, fue una gran prosista del siglo XIX.

EL LOCO

Con desmesurados ademanes se alejó en medio de la noche.
Parecía que andaba recogiendo estrellas.

TORMENTA

Maldije la lluvia que, azotando mi techo,
No me dejaba dormir.
Maldije al viento que me robaba las flores de mis jardines.
Pero tú llegaste y alabé a la lluvia.
La alabé cuando te quitaste la túnica empapada.
Pero tú llegaste y alabé al viento,
Lo alabé porque apagó la lámpara.
Wu Kieng (Siglo XIX)

IMPRESIONES DE SHANGHAI

¡Salgo de mi sueño! ¡Tristeza de mi desilusión!
Cadáveres abandonados. Desorden y orgía de la carne,
Trajes largos de los hombres, mangas cortas de las mujeres,
Esqueletos llamando a mis ojos, tumbas por toda la calle,
Desordenados, se chocan, desordenados, pasan,
Corren mis lágrimas, angustiosamente.
Salgo de mi sueño. ¡Tristeza de mi desilusión!
Kuo Mo Jo – Nació en 1892. Poeta, novelista, dramaturgo, historiador y crítico. Intervino en las luchas políticas de su hora y fue un renovador.

LA FLOR DE DURAZNO

Parece una bella pintada de rojo;
Ebria, se balancea al viento primaveral,
Sonriendo a las verdes aguas.
Se irrita con el poeta que se burla de su triste suerte,
Después de su caída, las ramas,
¿No se llenarán de frutos?
Huan Chien Chu – Nacida en 1934 murió a los dieciocho años. A los cinco ya escribía versos. Se ha publicado un libro de ella: "Poesías de Chien Chu".

RECOGIENDO FLORES DE LOTO

Hoy las flores de loto son bellas,
Las barcas de los paseantes cubren las orillas.
Mañana se levantará el viento del otoño,
¿Quién se compadecerá de los pétalos que volaron?
Ho Tsou (Siglo XX)

DECLARACION

No os miento. Yo no soy poeta,
Bien que ame la soledad de las piedras blancas,
Los verdes pinos, el inmenso mar,
El sol reposando en el lomo de los cuervos
Y el crepúsculo tejido por las alas de los murciélagos.
Lo sabéis, amo a los héroes y a las altas montañas,
La bandera del país agitada por el viento
Y los crisantemos amarillo pálido o sombrío bronce.
Recordad que yo vivo de té amargo.
Pero hay otro yo.
Es mi pensamiento semejante a las moscas
Que revolotean por los cajones de basura.
¿Me tenéis miedo?
Wen Yi To – Nacido en 1898 murió asesinado en 1946. Después de realizar estudios superiores, partió para América y se inició en las artes y letras de occidente. Se hizo un esteta, pero vuelto a su patria en 1925, conmovido por sus tragedias, se convirtió en un vigoroso poeta combatiente. Tanto que se lo considera uno de los grandes renovadores y maestro de la actual literatura china. Dejó dos libros de versos: "Agua muerta" y "Bujía roja".

LA GRAN MARCHA

El ejército rojo no se arredró de la Gran Marcha.
Diez mil ríos, mil montes, no son nada para él.
Los Cinco Pies le pareció las crestas de unas pequeñas olas.
El vasto Wu Mong un terrón de tierra que aplasta con los pies.
Blandas las rocas en las que se rompía
El río de las Arenas de Oro.
Helado el puente de las cadenas de hierro del río Ta Tou.
Pasado el Monte Mien, miles de pies de nieve,
El júbilo del Ejército Rojo fue más intenso (6).
Mao Tze Tung– Nació en 1893, el actual presidente de la República Popular China (enero 1958) presenta la particularidad – para los occidentales – de ser, además de un gran hombre de acción, un hombre de ensueño; no sólo un gran guerrero y gran político, también un gran escritor, un gran poeta. El hecho no es exótico en China, donde emperadores y guerreros han sido también excelentes poetas.

(6)Todos los nombres propios pertenecen a montañas y ríos de China.