narrativa

POEMAS PARA ENCONTRAR A CERVANTES

Selección – Mayo de 1975

DECLARACION JURADA

La poesía, ¡suerte para la caótica y admirable humanidad!, no muere. No morirá nunca. Siempre de su barro brotarán quijotes, poetas.
ALVARO YUNQUE

SALIDA

Salimos por la vida, a dominarla,
- fuertes y audaces, bravos y briosos -;
Regresamos sabiendo soportarla,
Mustios, prudentes, tardos, silenciosos...

LEPANTO

Cuando ya las batallas sean tristes anécdotas,
Una recordaremos, será la de Lepanto;
En aquella batalla de oriente y occidente,
Cervantes, aun sin obra, se mancó de una mano.

SOBREVIVIENTE

Amadis o Rolando o Espladián o cualquiera
De tus tantos orgullos, Caballería Andante,
Siguen siendo figuras de librotes, sin vida;
Don quijote es el único que, escapando a las calles,
Y a los caminos, anda, sobreviviendo a todos,
Sobreviviendo al mismo Don Miguel de Cervantes.

GLORIA

Cuando se diga "España", como ahora
"Troya" decimos a "Palmira"; entonces
Se sabrá que hubo España,
¡Troya, Palmira, España, sólo un nombre!
Se sabrá que hubo España, porque en ella
Anduvo loqueando Don Quijote.

FALSO QUIJOTE

Leo el "Falso Quijote", ¡con un miedo!.
Miedo de hallarle páginas valiosas;
Me parece que así traicionaría,
Mi querido Cervantes, tu memoria.

LA CIENCIA DE LAS CIENCIAS

La ciencia de las ciencias,
¿Cómo no iba a brotarle
A la sabiduría
De tu libro, Cervantes?:
En tu tintero hervían sangre y sudor de pobres,
Papel te dio la piedra del suelo de una cárcel,
¡Y escribiste con plumas que habrías arrancado
De las alas de un ángel!

CONVERSO CON CERVANTES

Converso con Cervantes (naturalmente, en sueños)
Cuando pasa Quijote pasa sin saludar...
Y Cervantes me explica, con tristeza de padre
Que una falta del hijo debe confidenciar:
- Porque hice que muriera como Quijano, cuerdo,
me quitó su saludo para la Eternidad.

MADRE ESPAÑA

Madre, ¡sí!, bien querida, esa España
Sin Felipes ni Carlos ni Alfonsos,
Esa España del pueblo, esa adonde
Fue Cervantes a hallar su gran loco;
Esa España que piensa y trabaja,
Esa España sin frailes ni toros.

HOMILIA A SANCHO

¡Ah, Sancho cuerdo, Sancho inteligente!
¿Cuándo recobrarás tus fueros de hombre,
Cando, oyendo tu voz, la tuya, Sancho,
Dejarás de ir en pos de los Quijotes?

HISTORIA Y REALIDAD

Bucéfalo, el corcel del Macedonio,
Se halló con Rocinante, el de Quijote,
Y a discutir se dieron, alterados,
Sobre a quién admiraban más los hombres.

Se halló el Rucio de Sancho con Platero
Se miraron tal solo y, como siempre,
El uno junto al otro, camaradas,
A pastar se pusieron, cuerdamente.

ORGULLO

Los españoles, los americanos,
Henchidos de un orgullo secular;
Te proclamamos, ¡gran Cervantes!, nuestro,
¡Y tú eres de la humanidad!

HEROES

Los Cortés o Pizarros o Almagros o Balboas
Que ansiosos de una ínsula, todo un mundo lograron;
¿A quién llevaban dentro de su aventura práctica?
¿Decís a Don Quijote? ¿No llevaban a Sancho?

PERO UN DIA...

...Viendo lo cual Sancho Panza se puso en pie y, arremetiendo a su amo, se abrazó con él a brazo partido y, echándole una zancadilla, dio con él en el suelo... Capítulo IX – 2ª. Parte

Pero un día, pero un menguado día,
¿Menguado o victorioso?,
No te sirvió tu lanza,
Caballero,
Porque ese día, Panza,
Poderoso,
Ya olvidado de que era un escudero,
Despierto su Hombre por la rebeldía,
Te hizo comprender en ese día,
Símbolo de esperanza,
Cuánto pueden los puños de los Panza.

SOÑAR Y HACER

Hoy los Quijotes quieren gobernar - ¡mal andamos! –
Y sobre los proyectos hoy cabalgan los Sanchos;
Preciso es que las cosas cambien ya para siempre:
Que sueñen los Quijotes y los Sanchos gobiernen.

ESTILO

¡Escribir en dialecto, a lo Cervantes!

RAIZ

La historia al fin se escribe, la historia que no engaña;
Los destripaterrones, los comedores de ajo,
Tienen hoy quien le ponga la rúbrica a su hazaña:
Los Hidalgos ociosos no salieron de España,
Fueron Sanchos a quienes aquella hazaña trajo
Hasta América domadores de la Oceanía:
La raíz de los árboles se oculta muy abajo.

LA SALVACIÓN

Castigado Andresillo, a quien del amo
Quijote un día pretendió salvar:
Sabes ahora esta verdad sencilla,
Difícil de aprender, esta verdad:
No admitir los milagros salvadores,
A cada cual lo salva cada cual.

VIDA, NOS DAS LECCIONES...

A una "invencible armada",
La vencieron, postraron, aun más, la destruyeron
Sólo unas cuantas olas y unos cuantos piratas.

A un caballero andante, Don Quijote, un hidalgo
Tumbar le pudo un día, fatal para el orgullo,
Un bachiller bromista de andante disfrazado.

AMOR

Bizarra y de buenas carnes,
Si Aldonza no es Dulcinea,
Con la bien rolliza Aldonza,
Hizo amor una quimera.
¿Alguien hacer en el mundo
Puede lo que amor no pueda;
La luz del amor acaso
De guijarros no hace estrellas?

LO OCULTO

Cervantes nos enseña: No desprecies lo humano.
¿Eres un hombre frágil?: En ti mismo confía:
Si en Alonso Quijano, Don Quijote existía,
¡Saca tu Don Quijote de tu Alonso Quijano!

GOLPES Y BURLAS

Quijote, si quisiste revivir el pasado
Caballeresco, y golpes y burlas has probado;
¡Ah ¿Qué esperar podremos los hombres con apuro,
Los que quijoteamos para hacer el futuro?

JUEZ

¡Ay, España, pobre España,
Pobre España quimerista,
Si te hace falta que Sancho
Haga en ti de juez un día,
Tan sólo un día, uno solo,
Y sabrás lo que es justicia!

NUNCA ESTO DIJO SANCHO

Me precisáis, hidalgo, sin mí andaríais mudo
Por esas soledades de los luengos caminos;
Pero a veces me veo por vos muy humillado
Y yo os presto, supongo, leales, mis servicios.
En cambio, si me hubiese quedado, allá, en mi aldea,
Con mi gente holgaríame yo, allá, no os necesito.
¿Por qué gastarse tantos humos, Seor Quijote?
(Nunca esto dijo Sancho, pero pudo decirlo).

CAMARADERÍA

En medio una botella de "bon vino",
Dos copas, yo con Sancho por delante
¡Paraíso de camaradería!,
Yo: ¡vayan coplas!; él: ¡vengan refranes!

ENTIERRO

El ama y la sobrina y el bachiller y el cura
Y el barbero y los otros vecinos de la aldea,
Marchan todos contritos por Alonso Quijano
Cuyo cadáver llevan hacia el último sueño...
Tan sólo Sancho Panza llora por Don Quijote.
Rocinante y Rocío siguen a Sancho Panza.

EL

Son españoles Góngora y Quevedo.
Son españoles Calderón y Lope.
Cervantes salta todas las fronteras
Y busca Allá... Se asoma al horizonte.