narrativa

PEDAGOGIA

- Pedagogía, define el diccionario – dice A.B.C. -, es el arte de instruir o educar al niño. El diccionario llama arte, no ciencia, a la pedagogía. También pedagogo, o sea quien instruye o educa niños, es según el diccionario, familiarmente, sinónimo de pedante, de erudito pesado. Les dejo estas dos sugestiones para que ustedes mediten sobre ellas. Yo, para hablarles de pedagogía, según me lo han pedido, me limitaré a leerles un puñado de reflexiones debidas a hombres de distintas épocas y lugares. Vayan copiando las que les interesen. Y si alguno de ustedes se aburre, se levanta y se va. No olviden que en su primitivo sentido, "escuela" significa descanso, recreo. Ahora, escuchen:

* Educar a un niño no es enseñarle algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía. Ruskin.

* Una educación que no ejercita las voluntades es una educación que degenera las almas. Es preciso que el maestro enseñe a amar. Anatole France

* El niño debe aprender jugando José. Ingenieros.

* Cuando un maestro dice que un alumno es desaplicado e incorregible, debe entenderse que el maestro es tonto y malo, y que no sabe hablar a sus alumnos de cosas que les interesen. Ganivet.

* La responsabilidad de trasmitir el conocimiento descansa sobre el que lo posee. No es deber del alumno ir hacia el maestro sino del maestro ofrecer sus presentes a aquellos que lo necesitan. R. Tagore.

* Hay padres que se vengan en sus hijos de la mala educación que a ellos les han dado. Carmen Sylva

* No hagamos creer al niño que es perezoso, malo, incapaz de hacer nada de provecho. Démosle, por el contrario, confianza en sí mismo; librémosle de su timidez, habituémosle a querer, luego a lograr lo que ha querido, a poder. Guyau

* Es muy curioso el razonamiento de los padres. Se dicen: "Sabemos por experiencia que nuestra vida es una desdicha, por consiguiente… educo a mis hijos para que sean tan desdichados como yo". L. Tolstoy

* Las escuelas están demasiado mecanizadas, son demasiado policiales. Tews

* Educar es adivinar el rumbo de un alma y ayudarla a volar. Almafuerte.

* Un maestro que no se hace querer, que no reduce su pedagogía a contar en clase bellos cuentos, que no desdeña la simple tarea del dómine por la simple tarea de inspirar amor a la verdad y a la justicia, aunque no sea aún tiempo de conocer la una ni de practicar la otra, es un mal maestro. Rafael Barret

* Una de las causas que más influye en el espíritu y en la inteligencia del niño es el local en que se educa. Los niños se adhieren generalmente a las primeras impresiones. Y no es lo mismo formar ciudadanos de elevadas ideas en casas oscuras, pequeñas, malsanas, que formarlos en buenos edificios. José Hernández

* El niño sólo aprende de aquel a quien ama. Goethe.

Y basta por hoy. Les he dado una serie de reflexiones pedagógicas que no son de pedagogos. Los citados son poetas, novelistas, filósofos, es decir, aficionados, no profesionales de la enseñanza. Para terminar, quiero darles dos reflexiones de maestros. Esta, de Francisco Bakulé, un maestro checoslovaco que enseñó a niños con problemas y logró que aprendieran a ganarse la vida:

"Camino libre para el educador, libertad para el niño".

Y esta otra de Angelo Patri, un maestro italiano, director de una escuela pública en Nueva York:

"Transformad la escuela de tal forma que deje a los niños la facultad de obrar por sí mismos y no ya sólo ante una orden y según un reglamento, de modo que sea el niño quien indique el rumbo y no el maestro, que éste sea quien siga".

- ¿Copiaron alguna de estas reflexiones? ¡Bien! Por hoy, ¿no les parece bastante? ¿Vamos a pasear? El sol está llamándonos a gritos desde la playa. ¿Lo oyen?

Los muchachos se disponen a partir detrás de A.B.C. que ya se ha incorporado.

Pero Aldo habla:

- Usted nos citó reflexiones de dos maestros. Yo aquí, en este viejo libro de lectura hallado en la biblioteca de mi padre, encontré alguna reflexión de otro maestro. Quisiera leerla…

- está firmada Esteban Troje.

- ¿Mía? Pero…

- Leela, leela – gritan los muchachos interrumpiendo el inicio de protesta de A.B.C.

Aldo lee:

"La humanidad no es feliz porque está educada en el miedo: Miedo a los padres, miedo al maestro, miedo a los mayores, miedo al policía, miedo a Dios… ¿El demonio, qué es sino una creación de los que no pueden enseñar sino infundiendo miedo, sin amenazar y castigar? Los hombres educados en el miedo, ¿cómo van a educar a sus hijos, sino en el miedo? ¿Hay tirano más cruel que un tirano con una brizna de autoridad? Es preciso enseñar a los hijos y a los alumnos a que se obedezcan, no a que obedezcan. Esteban Troje.