narrativa

NUBES

La nube más densa, la más oscura, es la que el sol elige para irisarla de luces. La fantasía del sol - todo el iris - allí se vuelca, prodigiosa, y se recrea transformando en poesía a la amenazante portadora de la tormenta.

A las otras, las nubes blancas y leves, las más próximas al suelo, el sol ni siquiera las mira. Y las abandona para que sean juguete de las brisas pueriles.

El sol reserva su arte lleno de gracia para las nubes que vuelan en la elevada región de los vientos.